Dónde estamos?

Av del Sol 270.Villa de Merlo S.L.

Horario

Mañana: Lun-Jue 8:30-13:00/Vie 8:30-12:30 Tarde: Lun y Mie 17:00-20:00/ Mar y Jue 14:30-17:30

ENDODONCIA

Cuando los dientes son atacados por caries o enfermedades periodontales el “nervio” que está dentro de los mismos (y forma parte de un paquete que incluye una arteria, una vena y el nervio) tiene como función defenderse de la causa del ataque generando una dentina que denominamos secundaria y se aleja de la causa que le provoca la lesion. Lo mismo ocurre cuando los cuellos dentarios presentan gran sensibilidad al frió y al calor.

Ahora bien, cuando la velocidad de la agresión es mayor que la velocidad que el diente posee para repararse, ya no se puede defender mas y se pierde el nervio (a veces con mucho dolor). Cuando el nervio se va lo que queda son los microorganismos que provocaron esa lesión directamente con la posibilidad de dirigirse al hueso. Es por esto que lo que queda del nervio y los microorganismos deben ser sacados del diente.

El conducto se hace para sacar dicho nervio, limpiar la cavidad remanente y obturar la misma con materiales que permitan sellar el conducto radicular del hueso interno o bien colocar alguna sustancia medicamentosa.

Para ello se debe realizar una anestesia al paciente y mediante una apertura en el diente se tiene acceso al nervio que está en su interior, con elementos adecuados se retira el mismo, luego se pulen las paredes y se limpia y cuando determinamos que está todo correctamente realizado, se obtura el mismo.

Generalmente después de realizar un tratamiento de conducto hay que terminar de reparar el diente con una obturación o con una prótesis fija.

Copyright© Clinica Ciro - 2018

Diseño Web RDSoftware